Sucedió unos días antes de la cuarentena obligatoria pero recién sale a la luz por unos audios que le envió a la producción de Click to News Minerva, la empleada doméstica de Mauricio Macri. Todo sucedió en un evento que realizó Juliana Awada donde estaba presente parte del equipo de trabajo del expresidente, y entre ellos Elisa Carrió.

Bri Domínguez cayó a dicha reunión por tener contactos en común, y al parecer como la joven tiene la costumbre de eructar en sus videos de Youtube, Carrió se mostró muy fan de ella y le dijo si se animaba a hacer un torneo de eructos juntas. Por supuesto que Bri fue la ganadora y se llevó 14 packs de Coca para poder seguir emanando ese sagrado ruido de su boca.