En medio de la cuarentena, Angie Velasco decidió ocupar su tiempo en cosas que valen la pena: montó una plaza en el patio de su casa. Entre tanta clase online, la influencer decidió dar clases de sube y baja según nos contó Elvira, la madrina de la empleada doméstica de la casa de Chano.

«Toda su vida soñó con hacer eso«, agregó la mujer en cuestión, en diálogo con Click to News. Aunque obviamente, Angie no cuenta con los juegos de plaza propiamente dichos, sino que lo hace con dos pendorchos enganchados a la pared.

https://www.instagram.com/p/B_f9_8Zh0J5/